Buscar este blog

29 de marzo de 2009


Image Hosted by ImageShack.us

El discurso de William Wallace

William Wallace es un rebelde escocés que, tras presenciar la muerte de su joven esposa a manos de un sheriff inglés, emprende, junto a su clan, una cruzada para liberar a Escocia del yugo de los ingleses y de su rey, Eduardo I.
A mi parecer, la parte más memorable de la película de Mel Gibson es el discurso que William Wallace da antes de la batalla de Stirling. Un discurso muy emotivo sobre la importancia de luchar por la libertad sin rendirse. Una curiosidad, hay una parte del discurso de Wallace que no se entiende, ya que está pronunciado en gaélico. Lo que William Wallace grita a sus compatriotas es: “Alba Gu Bragh”, que significa ¡Escocia para siempre!




Me llamo Máximo Décimo Meridio

En la línea épica de Braveheart, Gladiator cuenta la historia del general Máximo que es acusado de traición, siendo condenado a ser ejecutado junto a su familia. Máximo consigue escapar de su destino pero se convierte en esclavo.
Elegir un único momento memorable de Gladiator es bastante complicado, ya que esta historia de honor y venganza cuenta con un buen número de ellos. Pero creo que esta escena resume muy bien el tono de la película.




El entrenamiento de Rocky


Rocky fue la película que lanzó la carrera de Silvestre Stallone. La historia, escrita por el propio, Stallone, narra la búsqueda del sueño americano por parte de un italo-americano, Rocky Balboa, un matón por necesidad, no demasiado listo, que recauda deudas para un prestamista de Filadelfia. Rocky tiene talento para el boxeo y tendrá la oportunidad única de combatir por el título de los pesos pesados.
Esta escena mítica, convertida en icono de toda una generación, es un símbolo de superación personal. ¿Quién no ha sentido el impulso, tras oír Gonna fly now, de marcarse un entrenamiento como el de Rocky? Yo sí.




La muerte de Messala

Ben Hur es considerada una de las grandes producciones de todos los tiempos. La escena en cuestión se las trae. Pongámonos en situación; en el transcurso de la famosa carrera de cuadrigas, Messala sufre una caída y Juda Ben Hur es coronado ganador. Messala queda gravemente herido pero no quiere sentirse derrotado por su amigo y rival, cuando Juda va a verlo Messala agoniza pero su rabia es más fuerte que todo lo demás…bueno, lo que sigue es mejor que lo veáis.




El monólogo del USS Indianapolis


Tiburón fue la responsable de que nos lo pensáramos más de una vez y más de dos a la hora de entrar al mar. Si terroríficas son las escenas en que se ve al Tiburón en plena acción carnívora, no menos lo es la escena que pongo a continuación, a pesar de que no se ve ni una sola gota de sangre. El monólogo del carismático Quint, en el que cuenta su experiencia como supervivientes del hundimiento del USS Indianápolis, es realmente sobrecogedor. Interpretado magistralmente por el gran Robert Shaw esta escena es sobrecogedora. No he encontrado video que ilustre esta entrada, así que os pego el link de un blog muy bueno y muy interesante donde podréis leerlo entero: Aquí



Claqué bajo la lluvia




Picotazos

Hitchcock no podía faltar en este ranking. El rodaje de “Los pájaros” fue una pesadilla para la actriz protagonista y para el equipo técnico, que acosado por los picotazos tuvo que vacunarse contra el tétanos. La escena en que Tippi Hedren es atacada por una gaviota no pudo ser más realista. Aunque la gaviota no era auténtica, sino un muñeco lanzado hacia la actriz mediante unos cables, el impacto le provocó una herida en la frente muy real. El rodaje se paró tres días mientras Tippi se recuperaba. Pero este no fue el único percance que sufrió Tippi. Tras el rodaje de la escena en que los pájaros irrumpen en la habitación y la atacan, la actriz tuvo que tomarse unos días de vacaciones debido a una especie de estrés post traumático, producido por el miedo a perder un ojo, al tener que rodar la escena con los pájaros literalmente en la cara. La actriz confesó posteriormente en varias entrevistas haber sentido varios picotazos en sus carnes.




Bicicletas voladoras





Cruxificado





La venganza de Iñigo Montoya


La princesa prometida fue una de las películas que más vi en mi infancia. Grabada a trozos de la tele, en una cinta reutilizada, era la apuesta segura de los sábados por la tarde. Así que, a pesar del tiempo trascurrido, me sé al dedillo todas las escenas y diálogos de la película. La escena de la venganza es de las más emocionantes de la película, y esa frase, repetida sin cesar para desespero del hombre de seis dedos, es genial.



13 comentarios:

Raquel dijo...

Blogger me trae por la calle de la armagura; tras pasar tres horas, tres, modificando y editando la entrada no me sale como quería; ultimamente está fallando más que una escopeta de feria.
El título de la entrada era "Escenas memorables del cine". Esta semana, si me recupero del palizón de hoy, es que han sido tres horas muy largas con esto, trataré de editarla para colocarla un poco y que se vea mejor.
Uf...ser blogger va a acabar conmigo.

Ligia dijo...

Tienes razón, Raquel, a veces te saca de quicio. Menos mal que mis textos son sólo letras y alguna que otra imagen porque si no, terminaba de los nervios. De todas formas, yo la veo bien. Son unas escenas memorables del cine, efectivamente, las que nos traes hoy. Particularmente, me quedo con la de Gene Kelly en "Cantando bajo la lluvia", y como tierna también me gusta la de las bicicletas de E.T. Abrazos

Raquel dijo...

Y tanto, Ligia. Son muchos videos e imágenes y colocarlos suele llevar más tiempo del que uno calcula al empezar.
En el momento de redactarla no te das cuenta de los gazapos y sólo cuando le das a publicar ves los errores, las palabras que faltan o las repeticiones. Pero bueno, yo reconozco que soy muy perfeccionista.
A mi también me gusta especialmente "Cantando bajo la lluvia", me encanta esa película; es una escena que te saca una sonrisa.
Un abrazo y gracias por la visita.
:)

Malena dijo...

Creo que ya te lo he dicho alguna vez y vuelvo a repetirlo: es un placer venir a tu espacio porque te enteras de cosas del mundo del cine que a mí me pasan desapercibidas, aparte de que eres una gran comentarista y no me refiero solo a tus posts, sino a los que dejas pues se nota que has querido entender lo que el compañero de blogs ha querido transmitir.

Infinitas gracias, Raquel.

Un beso muy grande.

Raquel dijo...

Me gusta el cine, es una de mis aficiones favoritas. Y gracias a Internet me entero de cosas muy curiosas sobre las películas que me gustan. Muchas gracias, Malena, por esas palabras que me animan y por seguir visitando el blog.
Otro beso para tí.

Miguel Schweiz dijo...

Raquel, como siempre, apasionante.
´
Un trabajo el que realizas que es de primera. Ya sé que es tan jaleoso, pero todo tiene su recompensa. No te imaginas lo que ofreces y con el interés que se siguen cada uno de tus reportajes. Muy valiosos (Espero que saques una copia del blog) que toda esta documentación nunca desaparezca.

Para mí es una gran fuente de aprendizaje, porque cuando ves y conoces las pelis, hablar sobre ellas o leer lo hay detrás es fascinente.

Abrazos gran periodista e investigadora :)

Ágape dijo...

Eres una cajita de sospresas, Raquel.
A partir de ahora, cuando te visite, voy a pensar que estoy no en el desván secreto, sino en el desván de los secretos.

Pd: es un poco infantil, pero me enternece entretenerme un ratito con Leny: será esa forma de asomar por la cesta su patita ?

Un abrazo

Raquel dijo...

Miguel, estoy roja como un tómate, soy muy cortada para los cumplidos. Pero no sabes como me animas. Te agradezco mucho que sigas visitando el blog y que te guste. La verdad es que una de las mayores satisfacción de tener un blog sois vosotros, conocer gente que comparte aficiones y sensibilidad; y sobre todo llegar a conectar.
Un abrazo y un beso.



Ágape, me has hecho sonreír. El desván de los secretos…pues me gusta. También me has enternecido. Leer la palabra Leny hoy tiene un significado distinto para mí. Leny era mi mascota de carne y hueso, pero desde hace casi dos semanas no ha vuelto a aparecer por casa, y ya pocas esperanzas hay de que vuelva.
Besos.

Ana dijo...

Ay Raque que ganas de ver a Leni de vuelta.
Los momentos que has elegido son muy buenos, y muy conocidos. Me gusta el de Rocky, el de cantando, el de E.T. y el momento de William Wallace cuando grita a los cuatro vientos que nadie podrá quitarnos nuestra libertad.
Ojalá que nadie nos lo quite, para que podamos seguir haciendo lo que nos gusta. Sigue así. :)

Ágape metepatas dijo...

Lo siento, Raquel, que inoportuna que soy a veces... Discúlpame, no tenía intención de rozar la herida. Espero que regrese pronto y todo haya quedado en una gran aventura gatuna.

Besos, ánimo, no perdamos la esperanza.

Raquel dijo...

Un beso, Ana.

Ágape no te preocupes. Esto es lo malo de tener mascotas, les coges un cariño enorme y los pierdes. La verdad es que duele.
Un beso :)

Borja dijo...

Me ha encantado tu blog, es una maravilla y esta muy cuidado!

Sigue así :-)

Raquel dijo...

Gracias por la visita, Borja; me alegro que te sientas a gusto en mi blog.
Un saludo :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...