Buscar este blog

18 de agosto de 2015



Bueno, antes de nada tenemos que saber que la cantidad de calorías que necesita una persona está determinada por su sexo, su edad, su altura, su complexión y la cantidad de ejercicio que hace. Otro dato que se ha de tener en cuenta es que la cantidad de calorías que necesitamos es muy similar en verano y en invierno, por tanto, pensar que necesitamos comer más en invierno y menos en verano es una idea equivocada.
Lo que ocurre es que en la estación veraniega la temperatura ambiental es mayor por lo que nuestro cuerpo no ha de realizar tanto esfuerzo adicional para mantener la correcta temperatura corporal como si ocurre en invierno.  Pero no hay que olvidar que nuestro organismo trabaja tanto en invierno como en verano para mantener la temperatura estable a pesar de los cambios externos.
Estos cambios en las calorías requeridas se dan sobre todo cuando nos ejercitamos. De la misma forma consumimos energía para digerir lo que comemos, pero también ante enfermedades infecciosas (fiebre), estados de excitación nerviosa (stress), desequilibrios hormonales (hipertiroidismo), etc.
La creencia de que podemos comer más en invierno seguramente tiene raíz en  épocas de mayor trabajo físico y exposición a la intemperie, en que las bajas temperaturas permitían tolerar mayor intensidad de trabajo (más requerimiento de energía, más ingesta) mientras que ante el calor extremo la intensidad de rendimiento se ve reducida y se intensifica más la hidratación que la ingesta de alimentos.
Lo que debemos saber es que las calorías que necesita el cuerpo son relativamente constantes si no modificamos la actividad física y la ingesta notablemente, por lo que, si en verano comemos menos podemos perder algunos kilos y en invierno, por el contrario, creer que necesitamos más calorías puede ser la causa de aumentar de peso.


4 comentarios:

Ana Bohemia dijo...

En verano nos apetece comer cosas mas ligeras, que no nos llenen el estomago ni nos hagan sentir embotados y lentos, será porque cuanta mas calorías ingeridas mas lento es el proceso de la digestión.
Yo como lo mismo durante todo el año, lo que sí dejas de tomar las cosas tan calientes, leche tibia, y de potajes hirviendo poquito.
:D

Carol Torrecilla García dijo...

Me ha gustado mucho tu post, Raquel; estaba completamente confundida y siempre he pensado que en verano se tendía a comer menos.
Es muy interesante y gracias por permitirme aprender contigo.
Abrazos:
Carol

Carol Torrecilla García dijo...

Me ha gustado mucho tu post, Raquel; estaba completamente confundida y siempre he pensado que en verano se tendía a comer menos.
Es muy interesante y gracias por permitirme aprender contigo.
Abrazos:
Carol

amparo puig dijo...

Pues yo este verano interminable y febril, sólo tengo SED, mucha sed.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...