Buscar este blog

9 de noviembre de 2012

Extra Cine XXXIV



El legado de Bourne

Aaron Cross es creado por el programa Outcome. Los agentes de este programa no han sido diseñados para asesinar, sino para funcionar en solitario en misiones altamente arriesgadas, sin embargo el programa Outcome se convierte en un peligro cuando la historia de Bourne pasa al dominio público.

“El legado de Bourne” aprovecha el tirón de la trilogía protagonizada por Matt Damon para contarnos una historia innecesaria y confusa, que no aporta nada a la trilogía original pero que tampoco le resta. Personalmente me aburrió bastante, a pesar de que las películas anteriores me habían gustado, sobre todo "El caso de Bourne"; una notable película de espías con la dosis justa de  intriga y acción.
Pero el problema de “El legado de Bourne” es que la trama se desarrolla paralelamente con “El ultimátum de Bourne” (la última película de la saga estrenada en 2007), y todo lo que sucede es enrevesado, principalmente porque para entender ésta hay que tener presente aquella, y el problema es que han pasado muchos años para tener fresco su argumento.
Algunas de las escenas, sobre todo las del principio, no tienen mucha conexión entre sí, lo que produce una sensación de vaguedad; hace que desconectes de lo que pasa porque no lo entiendes. Y cuando todo parece ponerse en marcha la película acaba abruptamente, dando la sensación de que ha dejado casi todos los cabos sin cerrar, como suele pasar hoy en día, para sacarse de la manga una posible continuación que los cierre.
Jeremy Renner es el sustituto de Matt Damon y aunque hace lo que puede su personaje no tiene tantos matices como el de su predecesor aunque en la parte física le supera ampliamente. El personaje de Rachel Weisz tampoco brilla por su originalidad, hace de científica con bata en apuros en un rol repetido mil veces.
Las escenas de acción son escasas y no tan espectaculares como las vistas anteriormente en la saga, pero tiene sus dosis de fantasmadas para los amantes del género que buscan  este tipo de acción increíble.
En definitiva, me ha parecido una película fallida y lenta por su pobre guión, demasiado flojo como para alargarlo las dos horas que dura la cinta. 4,2


Los mercenarios 2

Barney Ross (Sylvester Stallone) y su equipo se vuelven a unir cuando el señor Church (Bruce Willis) los recluta para encargarse de un trabajo aparentemente sencillo. Sin embargo, pese a parecer dinero fácil, las cosas se tuercen y uno de sus miembros es brutalmente asesinado, lo que impulsa al resto de sus compañeros a buscar venganza. El equipo, empeñado en desquitarse, va dejando un rastro de destrucción a su paso entre las fuerzas enemigas, sembrando el caos, para acabar encontrando una amenaza inesperada: cinco toneladas de plutonio apto para uso militar, una cantidad más que suficiente para cambiar el equilibrio de poder en el mundo. Aunque eso no es nada comparado con la justicia que van a imponer al vil adversario que asesinó despiadadamente a su camarada. Y todo ello hecho al inimitable estilo de los mercenarios…

Músculos, tiros, sangre, cameos divertidos y machadas varias. Con estas palabras podemos describir lo que es “Los mercenarios 2”, una película con la que es absolutamente imposible aburrirse. Sus poco más de 100 minutos de metraje pasan en un suspiro entre fantasmada y fantasmada, disparos a tutiplén, explosiones a mansalva y salpicaduras de sangre. Da igual que al final lo que cuenta la película sea más de lo mismo, una historia de venganza en la que al final el malo malísimo se  enfrenta al héroe de la función, interpretado (es un decir) por Stallone, recauchutado para la ocasión y con boina y perilla molona. Da igual que lo que cuente no sea nada nuevo porque cumple con su cometido de entretener sin más, siendo consciente de que su principal reclamo es volver a ver  juntos y revueltos en la pantalla a los grandes de las pelis de acción; todos ellos bastante cascados por el botox  y la edad que no pasa en balde, pero casi en plena forma.
Si creciste viendo al Stallone, al Chuache y a Van Damme repartiendo estopa sin duda la disfrutarás. Atención a la aparición de Chuck Norris, memorable. Pero si tu caso es el contrario esta película te parecerá una tomadura de pelo sin más.  5


Eternamente comprometidos

En “Eternamente comprometidos” conoceremos la historia de Tom y Violet, una pareja de prometidos a los que en principio debería quedarles poco para ser felices y comer perdices, pero a los que sin embargo, quizá por cosas del destino o porque en realidad no están hechos el uno para el otro, a cada momento les surge un nuevo problema que obliga a retrasar la fecha de la boda.

El tráiler  me había llevado a engaño. Creía que iba a ver una película muy tonta, frívola y bastante superficial, y me había preparado para ello, pero al final la película me sorprendió para bien. Fresca, muy divertida, algo chorra pero más profunda de lo que parecía al principio. Quizás la única pega que le pongo es que dura mucho, pero muy disfrutable para esos momentos en que necesitas relajarte y reír sanamente con una historia que  no es original aunque aquí está contada de una forma un tanto diferente.
Jason Segel y Emily Blunt que interpretan a los protagonistas demuestran tener  mucha química.
Como curiosidad resaltar que fue el propio Jason Segel quien escribió el guión junto con el director Nicholas Stoller.
Atención también a la versión que se marca uno de los personajes secundarios de la ranchera “Cucurrucucú paloma”, para partirse de risa. 6



Moonrise Kingdom

La historia de “Moonrise kingdom” está ambientada en una isla de la costa de Nueva Inglaterra en el verano de 1965 y cuenta la historia de una chica y un chico de doce años que se enamoran, hacen un pacto secreto y se escapan a terrenos selváticos e inexplorados. Cuando varias autoridades intentan perseguirles, se forma una violenta tormenta en la costa… y la comunidad de la pacífica isla se verá trastornada irremediablemente.

Moonrise Kingdom no se parece a nada que haya visto recientemente. Ni por asomo.  Después de tantos “hipe”, “remakes”, “súper taquillazos fiasco” algo diferente…  diferente y en cierta manera muy extraño.
Si esta película la viera una fashionista cursi y naif con blog copiaría sus estilismos, colgaría sus fotogramas con bonitas leyendas al pie de las mismas, la convertiría inmediatamente en una de esas películas imprescindibles, de culto. Sin embargo para cualquier mindundi alejado de esa tendencia ñoña le resultaría algo así como un anuncio del Ikea alargado.
Me encantó su fotografía, sus imágenes, los personajes, su estética, su aire de cuentos de hadas, pero para mi fue inevitable pensar en la tienda sueca. Tiene ese aire nórdico de chimeneas encendidas, alfombras peludas, cocinas luminosas, adornos de cuerno de arce colgados en la pared y botas de agua apoyadas en una desgastada puerta roja de madera. Un aire vintage y sesentero, surrealista, muy soñador. Moonrise Kingdom es una película cuidada, colorida, sorprendente, como aire frío en un día de calor abrasador. Pero es tan extraña…  quizás sea ese su mejor atributo, ese y que visualmente es una obra de arte. Porque cada uno de sus fotogramas son pequeñas postales. Además sus dos protagonistas bordan sus personajes. Pero no así los demás secundarios, cuyos roles son más anecdóticos que otra cosa; lástima por Bill Murray, Bruce Willis y Frances McDormand.
Preciosa banda sonora de Alexandre Desplat.

Te gustará si estás harta de las típicas propuestas que nos vienen de Hollywood. 6,5


2 comentarios:

Ana dijo...

He visto ls cuatro:
El legado de Boourne me decepcionó mucho, bastante, me aburrí un montón, no me gustaron las actuaciones aunque él se salva porque ella, ¡que cosa mas sosa, que poca chispa y química! Una película desganada que no aporta nada y que sobraba.
Los mercednarios 2 es la mejor película de humor de este año, ah, ¿qué no era humosristica? Yo pensé que tenía que ser de broma eso que se juntaran Stallone, el Chuache, y el Van Damme, y el Chuk a liarse a dar patadas y jugar con sus pistolitas. Pero me gustó, jaja, supe ver que medio en broma si era.
Eternamente comprometidos me gustó, también me lo pasé bien, (el cucurrucucú paloma no tuvo desperdicio) y la escena final también me gustó, además me pareció una pelí con un punto de vista mas realista y la química entre ellos también ayuda.
Moonrise Kingdom también me gustó, como dices parecía una anuncio de Ikea alargado, pero la fotografia es muy bonita, los escenarios, ese aire añejo, la historia, los personajes, una rareza deliciosa.
Besos Ra
;)

Raquel dijo...

Gracias Anita, estamos de acuerdo, una vez más, ¿por qué será?
Besos enormes y gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...