Buscar este blog

30 de abril de 2011

Scream 4

Título original: Scream 4

Director: Wes Craven
Guión: Kevin Williamson
Música: Marco Beltrami
Fotografía: Peter Deming
Reparto: Neve Campbell, Courteney Cox, David Arquette, Emma Roberts, Marley Shelton, Hayden Panettiere, Adam Brody, Mary McDonnell, Anthony Anderson, Rory Culkin, Kristen Bell, Anna Paquin, Lucy Hale, Nico Tortorella, Erik Knudsen, Brittany Robertson, Aimee Teegarden, Marielle Jaffe, Alison Brie, Shenae Grimes, Heather Graham
Año: 2011
Duración: 111 min.
País: EEUU
Productora: Dimension Films
Género: Terror.
Sinopsis:  Sidney Prescott ha logrado olvidar los asesinatos que ocurrieron en Woodsboro 10 años atrás. Ahora, convertida en una escritora de éxito, vuelve a su pueblo natal en la gira de promoción de su nuevo libro. Pero su regreso estará acompañado de una nueva ola de crímenes perpetrados por su viejo conocido: Ghostface.



Han pasado más de diez años desde la última vez que Ghostface utilizara sus afilados cuchillos. Ocurrió en la tercera película, la peor con diferencia, de una saga que devolvió al género de psicópatas asesinos el lustre perdido de los gloriosos años ochenta. Corría el año 2000 y Wes Craven volvía a ponerse a los mandos para terminar de desmontar lo que él mismo había levantado. Unos años antes, Scream: Vigila quién llama, había conseguido un inesperado éxito de taquilla, revolucionando un género, el  del terror, que se creía agotado. A partir de ahí  otras muchas películas intentaron  subirse  al carro, calcando plano a plano el esquema y las bases establecidas en Scream.



Pero diez años son demasiados, y la manera de entender el miedo ha cambiado. Los tiempos evolucionan, y lo que antes nos asustaba hoy nos da risa; sobre todo porque la formula “scream” se ha explotado tanto que ya nos parece un concepto pasado, ridículo  y repetitivo. Por eso esta nueva entrega se promociona con la siguiente frase: Nueva década, nuevas reglas. Todo puede pasar, nadie está a salvo. El reto de Scream era reinventarse para evitar  acabar siendo una parodia de si misma, distanciarse de todas sus imitadoras y volver a imprimir su propio sello. Personalmente creo que lo ha conseguido… a medias.




Por un lado la película rescata la atmósfera  de antaño, pero no su frescura, a pesar de las caras nuevas del reparto. Se me hizo un poco larga, un poco monótona, aunque de principio a fin no pude apartar la vista de la pantalla. Y eso que esta nueva película es mucho más sangrienta que sus predecesoras. Las muertes se multiplican sin ton ni son, da igual que la victima simplemente pasara por allí, que no tuviera nada que ver con la trama, cuchillada que se llevaba. Eso sí asustar lo que se dice asustar, poco. En cuanto a la trama, no es para tirar cohetes, pero va al grano. Que hay que matar, se mata; que hay que correr, se corre; que hay que saltar por una ventana, se salta. En el fondo esto es lo que nos atrae de estas películas; hay tensión, hay un asesino rondando, hay sobresaltos y golpes de música por si te has quedado sopa, pero sabes que nada va a salirse del guión, que los malos asesinan, que hay personajes que están ahí sólo para que les maten, pero que todo termina como debe terminar. Te sientes segura, porque a veces es divertido pasar miedo sin pasarlo; sabes que tarde o temprano el malo aparecerá por detrás cuchillo en ristre, que en algún momento de la historia cualquier personaje pasa a ser sospechoso para inmediatamente después ser asesinado, que hay giros macabros, que hay niñas tontas que le siguen el rollo al desconocido que llama en vez de colgar, y chicas monas con buenos pulmones, que es una diversión totalmente superficial pero que te gusta, te divierte, y a veces eso es suficiente.




Hay muchos guiños a las películas anteriores, de esos que si eres fan te harán sonreír, pero aún reconociendo que es una película entretenida le falta mucho para ser una buena película, y sólo se libra del desastre absoluto por su moraleja final; bastante apropiada y aguda, y fiel reflejo de los tiempos que corren, donde es más importante tener fans que amigos verdaderos, y donde el reconocimiento, la fama, el estatús social no se gana a base de trabajo. Los tres actores sobrevivientes, Neve Campbell, Courtney Cox y David Arquette están, pero sus presencias son simplemente anecdóticas, ya que ni sus personajes están desarrollados ni tienen excesiva trascendencia en la trama. Los secundarios son los que cogen el testigo, pero realmente ninguno, salvo quizás el personaje de Hayden Panettiere, se lucen.



En definitiva, una película pasable si te gustan las sagas clásicas del cine de terror.





5 comentarios:

Ana dijo...

Scream 4, ¡ya es la cuarta!, todos los buenos sustos ya nos los han dado, además los que tenían un buen motivo para asesinar a la prota están criando malvas, o eso se supone, y claro se llega al dilema de alargar algo que ¿para qué? ¿Y de que tiramos, a quien rescatamos? Los personajes principales están muy desaprovechados, no me gustó nada el papel de Gale Weathers, ella era mas incisiva en las otras pelís, y mas activa. Además me decepcionó.
Me pareció divertida, mas que de terror, me reí con sus autoparodias, y al final llegué a una conlusión, se ríe de si misma, porque no puede hacer otra cosa.
¿Y que malos mas patéticos! Todos lo son, pero estos se llevan la palma.
Un beso twins
:)

NoSurrender dijo...

Ay, yo sufro demasiado con estas películas, me dejan el cuerpo fatal. Prefiero los psicópatas más refinados y tranquilos, como el Doctor Lecter :)

Besos!

Raquel dijo...

Pues tienes razón, en realidad todos los que tenían motivos para matar a Sidney ya la palmaron en las otras tres películas pero como los negocios son los negocios tenían que volver a sacar una nueva película aunque todo se repita más que el ajo, pero a mi también me parece innecesaria. Y estoy de acuerdo contigo en que todos los actores están muy desaprovechados; y si hablamos de los malos, es que dan risa de lo malos que son.
Un beso Anita :)


:)) Pues a mi me pasa al contrario; estos me dan risa así que me lo paso pipa de lo patéticos que son, pero los psicópatas tipo Anibal Lecter me ponen los pelos de punta; será que este tipo de asesinos en serie son mucho más creíbles y eso sí que da miedo.
Un beso :)

Nacida en África dijo...

Mi querida Raquel: Puede que las cosas hayan cambiado y puedan hoy en día produzcan risa pero te aseguro de que no hay nadie que consiga que yo entre a ver una película de este género. :( (por miedo).

Brisas y besos.

Malena

Raquel dijo...

Pues de verdad que miedo es lo último que pasarías, pero te entiendo, yo a pesar de que me guste ver de vez en cuando películas de este estilo soy una miedosa de primera.
Muchos besos :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...