Buscar este blog

25 de abril de 2011

The Mountain

Si hay una montaña que me gusta, por razones obvias y también por su indiscutible belleza, esa es la que corona mi isla. El gran volcán llamado Teide, al que asocio irremediablemente con noches estrelladas y puestas de sol. Desde allí, el cielo nocturno es un espectáculo hipnótico que seduce y atrapa.
El noruego Terje Sorgjerd se ha dejado conquistar por sus increíbles paisajes; y entre el 4 y el 11 de abril filmó la Vía Láctea desde este paraje, incluyendo una tormenta de arena que llegó a la isla el 9 de abril.
La música que acompaña a las imágenes es Nuvole bianche de Ludovico Einaudi.


The Mountain from Terje Sorgjerd on Vimeo.


9 comentarios:

Ligia dijo...

Una maravilla. A mí también me enamora el Teide. Abrazos

Raquel dijo...

He de reconocer que me ha alegrado la tarde encontrar tu blog, hacía tiempo que no entraba en uno tan cuidado. Muy buen el post sobre Hooper.

P.D. Me encanta el Teide.
Un saludo!

Nacida en África dijo...

Mi querida Raquel: He recibido este video de un amigo canario y me dejó gratamente sorprendida por su belleza.Es espectacular y más acompañado de esta música. Gracias, Raquel.

Brisas y besos.

Malena

Raquel dijo...

Un abrazo Ligia :)



Muchas gracias, Raquel. Pues me has alegrado la tarde con tu comentario :)
Un saludo y tienes las puertas abiertas para cuando quieras volver.


Yo lo descubrí esta tarde y me fascinó. Preciosas imágenes pero la música le da el punto.
Un beso Malena, y gracias a ti por seguir visitando el desván.

Natalia Ortiz dijo...

Qué belleza... con el mar de nubes, el Sol, y las estrellas :), imágenes llenas de belleza y de grandeza, unidas a una bonita y relajante música. Gracias por compartirlo con nosotros. Es una delicia para la vista ^^ Me pregunto cómo lo habrás encontrado. ¡Tremendo! Necesito mi cámara y viajar de nuevo por allí jaja. El cielo arde... pero hasta el mar también lo hace. Es increíble. Un lugar lleno de vida, sin duda.
Tenerife es una isla preciosa, me encanta. Es única. Incluso, la gente es bien agradable y educada. Como le dije recientemente a tu hermana, he estado en vuestra isla en dos ocasiones. La primera en el verano de 2006, y la segunda en el del 2008. Y algo que me fastidia, es que el primer año pude subir con el telesilla hasta arriba, pero no tenía el permiso que hay que pedir para poder ver también los últimos metros... una pena. Sin embargo, la otra vez sí tenía el permiso y por el fuerte viento, no dejaron subir a nadie a nada. Una lástima... pero aproveché para ver mejor el parque Nacional del Teide, que la vez anterior no había visto casi, y sin embargo había esperado una gran cola de alguna hora que otra para poder subir.

Natalia Ortiz dijo...

Ah sí, un beso :) que con semejante video, ya ni me daba cuenta jaja

Ana dijo...

Que maravilla de video, es precioso ver todas esas imagenes, como se mueven las nubes como si fueran olas, y las estrellas, ¡que bonitas! Hay sobre nuestras cabezas muchas joyas a las que casi no prestamos atención. ¡Que suerte vivir aquí!
:)

Prometeo dijo...

Bajo el Teide fue mi noche de bodas y mi viaje de nnovios, alli yo creo que se engendro mi primer hijo...una maravilla.
Volvi con los crios hace un par de años y me aprecio todo cambiado, no se, esperaba mas fantasia, otros tiempos, los recuerdos engañan y mucho.
La musica y el vido una pasada.
Un fuerte abarzo.

Raquel dijo...

De nada, Natalia, es un placer para mi compartir algo tan bonito y que además es un orgullo personal. Viviendo en Tenerife qué te voy a decir. Gracias por tus amables palabras.
Pues no lo vas a creer pero nunca he subido en telesilla hasta arriba, pero tengo entendido que hya que pedir un permiso especial para poder hacerlo.
Pues ya sabes que no hya dos sin tres, así que espero en tu tercera visita a la isla puedas subir hasta arriba; tiene que ser una experiencia única.
Un beso Natalia :)



Es verdad, a veces vamos tan concentrados que no miramos para arriba, a las estrellas; aunque con toda la contaminación que hay en las ciudades ya no se ven ni las estrellas; tendremos que subir de noche al Teide para contemplarlas.
Un beso Ana :)


Los recuerdos a veces juegan malas pasadas, pero en realidad todo ha cambiado mucho. Antes, según mi padre, al turista, al visitante, se le cuidaba más. El progreso no siempre trae adelantos, a veces destruye la magia de los lúgares.
Un abrazo Prometeo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...