Buscar este blog

13 de septiembre de 2010

Bright Star

Título Original: Bright Star
Año: 2009
Duración: 119 min.
País: Reino Unido
Director: Jane Campion
Guión: Jane Campion
Música: Marc Bradshaw
Fotografía: Greig Fraser
Reparto: Ben Whishaw, Abbie Cornish, Paul Schneider, Thomas Sangster
Productora: Coproducción GB-USA-Australia-Francia
Premios 2009: Oscar: Nominada al mejor vestuario
Género: Romance.
Sinopsis:
Londres, 1818. Una relación secreta comienza entre el joven poeta inglés de 23 años, John Keats (Ben Whishaw), y su vecina, Fanny Brawne (Abbie Cornish), una extrovertida y elegante estudiante. La atípica pareja empieza mal, él viéndola a ella como una frívola impertinente, y ella en absoluto impresionada no sólo por su poesía, sino por la literatura en general. Sin embargo, cuando Fanny descubre que Keats está cuidando de su hermano menor, gravemente enfermo, se ve conmovida y le pide entonces que le enseñe cosas sobre la poesía, a lo que él accede. La poesía se convierte así en un remedio romántico que funciona no sólo para resolver sus diferencias, sino como combustible de un apasionado romance. Cuando la alarmada madre de Fanny y el mejor amigo de Keats descubren la relación, ésta ya es imparable. Intensamente y sin remedio, absortos el uno en el otro, los jóvenes amantes se ven llevados por poderosas y nuevas sensaciones.


Algo bello es un goce perpetuo. Palabras que contienen la esencia de la película. Una película simplemente bella, sosegada, luminosa. Con momentos perfectos y evocadores. Encuadres llenos de luz y poesía gracias a una preciosa fotografía, quizás lo más destacable de la película junto a su extraordinario diseño de vestuario y una banda sonora delicada y ligera. Una película que, a pesar de su duración, se desliza suavemente sin hacer mucho ruido, de forma sutil y reposada. Una historia de primeros amores.



Aunque me gustó, sobre todo por las maravillosas imágenes, la historia que narra Jane Campion es demasiado contemplativa y no traspasa. Demasiado contenida. Aunque en la sinopsis ponga a Keats como protagonista, la verdadera protagonista es ella, la apasionada y vital Fanny Brawne, a la que da vida la actriz neozolandesa Abbie Cornish. De ella conocemos sus anhelos, su deseo, su necesidad sin límites, su rebeldía, mientras que él se muestra más lejano, sus sentimientos menos expuestos, menos visibles. Él es el poeta pero ella es la poesía. Por eso, por toda la sutileza que se derrama en cada fotograma, esta es una película que sólo sabrán apreciar aquellos que sientan su sensibilidad a flor de piel; aquellos que valoren silencios y miradas, puestas de sol y estrellas fugaces, campos bañados por la luz del atardecer, mariposas atrapadas en tarros de cristal, cortinas ligeras mecidas por el viento, manos que se buscan, que se encuentran, que se detienen en pliegues, que disfrutan de las texturas de la vida, de sus contornos, de sus aristas. Porque esta es una película tan llena de romanticismo que no se puede hablar de otra cosa. No hay otra cosa. Tal vez eso sea suficiente para compensar su ritmo lento, de abstracción, o tal vez no.



Personalmente creo que hay tanta perfección en las imágenes que la historia se queda en un segundo plano; la directora se deleita tanto en la belleza que se aleja de las pasiones de los protagonistas y estos se quedan descolgados. No se llega a profundizar del todo en su relación, porque Campion se contenta con ofrecernos fragmentos dispersos sin profundizar en ellos. Esto juega en contra de su protagonista, interpretado por Ben Whishaw, que como dije más atrás se ve distante, en un papel no demasiado consistente. En ese sentido el papel de Mr. Brown, interpretado por Paul Scheneider, tiene muchos más matices. Es un personaje que se aleja mucho de mi concepto de atrayente, de hecho su personaje es bastante odioso, pero es el contrapunto necesario a la protagonista, y quien da sabor a esta película algo sosa. También me gustó mucho, por la ternura de su papel, la niña Margaret “Toots”.
Esta es una película de detalles, de silencios, de esperas, de amor y dolor, de distancia y pérdida. Una película que ofrece muchas cosas, y aunque su excesiva formalidad empaña su brillo la recomiendo a todos los que aman el romanticismo y la poesía.


7 comentarios:

Angel dijo...

Que buena crítica!! Las imágenes confirman lo que dices, están muy pensadas y son preciosistas, pero claro si solo se queda en eso, pues... A ver si la veo que no todo van a ser películas de acción ¿no?

Un abrazo!!

Ana dijo...

Preciosa pelí Raquel, la critica es muy acertada, opino igual que tú en muchas cosas (será porque lo comentamos después de verla ;), ¿no?) La verdad es que cuando la terminé de ver me quedé con la impresión de que todo estaba muy cuidado exepto la historia de amor, a la que le faltaba chispa o pasión, pero ahora que lo pienso, es una historia que necesita un poco de reposo, para que lo digieras, para que pienses en ella. Tengo que decir que entendí mejor el personaje de Fanny que el del poeta. Acertada valoración.
Un beso
;)

Chica de ayer dijo...

No he visto la película, pero con el vídeo que has puesto me dan ganas de verla. Parece muy delicada, cuidada, como las imágenes, que son muy bonitas. Intentaré verla cuando pueda.

Un beso!!

Prometeo dijo...

Parece una de sas peliculas maravillosas y preciosas...es decir aburrida y lenta y sin decir mas cosas...por ahor pasare de ella. Buen trabajo. Un abrazo.

Raquel dijo...

Gracias Angel. Sí, la película se centra mucho en la imagen, como dices es muy preciosista, pero falla un poco en el ritmo; demasiado lenta. Aún así te la recomiendo, si te gusta la poesía te gustará mucho.
Un abrazo :)


Sí, le falta esa chispa necesaria para ser una gran historia, le falta pasión. Aunque es verdad que con un poco de tiempo de reposo la película gana, será que olvidas un poco lo malo de ella y gana lo bueno, que es su atmósfera elegante y reposada.
Gracias Ana.
Un beso ;)



Cuando tengas un poco de tiempo, mejor si es en una de esas tardes lluviosas que sólo apatece quedarse en casa, te recomiendo que la veas. Es muy bonita; una historia de amor ligera y a la vez intensa.
Un beso :)



Gracias Prometeo ;)
No te miento, puede resultar aburrida en algunos tramos porque su ritmo es lento, contemplativo, pero tiene algo. Si no es tu estilo de películas es mejor que no pierdas el tiempo con ella.
Un abrazo.

இலை Bohemia இலை dijo...

la tengo para ver, me apetece mucho porque de Jane Campion me fascinó el piano...ahora tras leer tu entrada estoy más prevenida con lo que me puedo encontrar...

Ayer vi una peli que se llama: "Irina Palm" te la recomiendo, la trama es original y la historia como las interpretaciones me gustó mucho.

Bss

Raquel dijo...

Gracias, Bohemia, tomo nota de tu recomendación.
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...