Buscar este blog

10 de febrero de 2010


La leyenda dice que, en el año 270 D.c., el emperador romano Claudio II publicó un edicto que prohibía el matrimonio a los hombres jóvenes. En su opinión, los solteros sin familia eran mejores soldados, debido a que tenían menos "ataduras" y Roma necesitaba más soldados para su Ejército.
Valentín, que era sacerdote en esos tiempos, consideró que el decreto era injusto, por lo que comenzó a celebrar en secreto los matrimonios de los jóvenes enamorados.
El emperador se enteró y lo llamó a palacio, ocasión que fue aprovechada por el sacerdote para hablarle del cristianismo. Pero Claudio II lo encarceló. Mientras Valentín estaba preso, el oficial encargado de encarcelarlo lo puso a prueba: le retó a que le devolviera la vista a una hija suya, Julia, que nació ciega. Valentín aceptó y en nombre del Señor, se la devolvió. El oficial y su familia se convirtieron al cristianismo. Pero Claudio II ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270 D.c.

Fue muerto cerca de la puerta que más tarde se convirtió en la Puerta de Valentino. La leyenda dice que, en ese lugar, Julia, la hija del carcelero, plantó un almendro. De ahí se popularizo que San Valentín sea el patrón de los enamorados.

5 comentarios:

Ligia dijo...

Me gustó la historia de San Valentín. Feliz Día de los Enamorados. Abrazos

Miguel Schweiz dijo...

Jo Raquel, esto no lo sabía... Toma, qué triste. Por qué siempre se sacrifica al que busca el amor.

Pues no sé, San Valentín... tal vez debería celebrarse diferente, sin tanta redundancia, en la intimidad de dos que han logrado poder decirse te amo.

Huy no sigo que me pongo de un romántico más plasta...


Besitos

Prometeo dijo...

Pues ya tengo la colonia para regalarle (la flor el mismo dia por la mañna) lo bueno es que a mitad d eprecio en la Oriental-Poeme de Lancome- todo un lujo para ella y para mi olfato. Sensual y exitante, asi es la colonia. Un abarzo.

Raquel dijo...

Gracias Ligia. Lo mismo digo.
Un abrazo.


Pues no lo sé, pero es triste.
Supongo que habrá gente que lo haga así, sin barullo, sin el merchandising tipico, en la mas estricta intimidad, mirándose el uno al otro y lo haran porque sí, no porque lo diga el calendario.
De plasta nada, Miguel, hacen falta románticos.
Un beso, y que lo celebres junto a a la persona querida.


La colonia es un clásico que no falla, seguro que le gustará, y más si la describes de esa forma tan sugerente.
Un abrazo.

Ana dijo...

Ya conocía la historia de San Valentín pero me ha gustado volver a leerla..
¡Felíz día de los enamorados!
:D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...