Buscar este blog

11 de julio de 2017

Wonder Woman

Sinopsis: Antes de ser Wonder Woman, era Diana, princesa de las Amazonas, entrenada para ser una guerrera invencible. Habiendo crecido en una apartada isla paradisíaca, cuando un piloto americano se estrella en sus orillas y le advierte de un conflicto masivo que sacude el mundo exterior, Diana abandona su hogar, convencida de que puede detener la amenaza. Luchando junto a los hombres en una guerra para acabar con todas las guerras, Diana descubrirá el alcance de su poder… y su verdadero destino.

Tengo que confesar que me siento más próxima a las películas de superhéroes que se hacían en los 80 que a las que se producen ahora. Nací en esa década en la que las películas juveniles nos hacían evadirnos de la realidad. Aquel era un cine repleto de personajes con lo que conectabas al instante, con los que sufrías, reías y vivías mil aventuras sintiéndolo en primera persona. Por eso me cuesta un poco ver este cine de superhéroes en donde lo más importante es cuánta destrucción haya (cuanta más mejor) en  lugar de crear un guión interesante y unos personajes carismáticos con un mínimo de líneas de guión. Sonado fue el caso del último Superman, Henry Cavill, que en la última película de DC Entertainment “Batman Vs Superman” ostenta un récord a la parquedad, apenas pronuncia 43 frases a lo largo de dos horas y media de película.
Lo cierto es que no se puede decir que las últimas películas de la productora DC fueran fracasos, pues en taquilla han rendido mejor que bien. Otro cantar es cómo  han sido valoradas. Los críticos se han cebado con ellas y razón no les falta, pues atesoran todos los defectos mencionados: guiones inexistentes, personajes mal dibujados, y un exceso de ruido y uso gratuito de efectos especiales para enmascarar sus flojas tramas.



Por ello DC ha apostado por Wonder Woman para subsanar estos fallos. ¿Lo ha conseguido? La respuesta es que DC va mejorando favorablemente pues “Wonder Woman” logra algo que no habíamos podido hacer con los últimos personajes de su cantera de superhéroes, que empaticemos con los protagonistas.
No lo tenía fácil, pues ya incluso antes de su estreno la película parecía tenerlo todo en contra. Algunas voces machistas habían puesto en duda  la capacidad de la superheroína para atraer a las masas alegando un supuesto tono feminista de la película.
Aún así la directora Patty Jenkins ha salido  airosa del reto. Y aunque no es una película realmente memorable sí que es claramente más entretenida que las últimas y fallidas propuestas de la productora.



¿Qué falla? Pues hay algo muy notorio que le resta puntos; los mencionados efectos especiales que se notan bastante flojos y no están a la altura de una historia de superhéroes. Otro punto bastante en contra, y que suele descuidarse en muchas películas del género, son los antagonistas, los malos de la función. Sinceramente todos lucen caricaturizados al extremo, con todos sus clichés y tópicos posibles, que incluyen deformidades físicas, estética nazi, looks extravagantes, risitas malévolas…; sólo les faltó la sempiterna mascota en el regazo para completar el cuadro. A parte y aunque los personajes principales están bien definidos los secundarios están algo descuidados.



¿Sus aciertos? Wonder Woman. Gal Gadot. Porque ella es todo lo que esperamos de una heroína. Es fuerte pero tierna, es ingenua pero con grandes convicciones, confía más en la humanidad de lo que la humanidad lo hace consigo misma, es aguerrida, una amazona, es femenina pero decidida. Es aquel Clark Kent de 1978 que llegaba a Metrópolis rebosante de energía escondiendo su identidad tras unas gafas. Hay muchas características de ambos que comparten, pero no parece ser casualidad pues Patty Jenkins ha admitido que se inspiró en aquella película para su Wonder Woman, y se nota, pues hay más de un guiño  a ella.  
Si hablamos de los puntos buenos hay que mencionar la química entre los dos personajes protagonistas, Diana y Steve Trevor; su historia de amor es creíble y fluida. El ritmo de la película es bueno, aunque hay que decir que hacia el tercer acto se estanca. Y es que la película tiene un desarrollo bastante clásico por ello tiende a ser  previsible, y como tiene una clasificación para todos los públicos también es bastante “light”. Aunque el escenario de la historia es la cruenta primera guerra mundial este es un tema que se toca muy superficialmente, motivo por el cual las batallas son escasas y asépticas. La trama trata sobre el bien y el mal, y deja algunas reflexiones interesantes sobre ello.



En definitiva, una buena opción palomitera si quieres pasar un rato agradable.

Recomendada. 


2 comentarios:

Ana Bohemia dijo...

Me agradó, no esperaba mucho porque estas pelis de superheroes son un poco tontas y repetitivas pero creo que tiene mas guión y chicha que otras. Me gustó el guiño a las pelis de Superman.
;)

Natalia Ortiz dijo...

A mí me ha gustado la película y sobre todo Gal Gadot. Estamos demasiado acostumbrados a ver superhéroes hombres. Las mujeres también tienen que tener su hueco y poder, y ella creo que lo ha defendido bien. He conocido a Wonderwoman con esta película, así que no sé si está bien representada, pero me gusta. Se la ve fuerte y decidida. Es muy inocente, pero tampoco ha vivido lo que nosotros para saber cómo es la realidad y no serlo.

Las películas de Marvel últimamente me parece que son mucho de luchar. A veces, las veo y pienso que se han pegado más de media película luchando, y total, ya sabemos que los que ganan son los buenos antes de empezar. Hace falta más historia, más diálogos. En definitiva, más chicha.

Un beso Raquel :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...