Buscar este blog

9 de diciembre de 2011

Extra Cine XVII



Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio


En ”Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio”, el curioso e insaciable joven periodista Tintín y su leal perro Milú descubren que la maqueta de un barco contiene un gran secreto. Arrastrado por un misterio centenario, Tintín se encuentra en el punto de mira de Ivan Ivanovitch Sakharine, un diabólico villano que cree que Tintín ha robado un valioso tesoro vinculado a un cruel pirata llamado Rackham el Rojo. Pero con la ayuda de su perro Milú, el mordaz y cascarrabias capitán Haddock y los torpes detectives Hernández y Fernández, Tintín viajará por medio mundo, siempre yendo un paso por delante y siendo más astuto que sus enemigos en una persecución para hallar el lugar donde finalmente descansa “El Unicornio”, un navío hundido que puede contener la clave de una cuantiosa fortuna… y de una antigua maldición. Desde alta mar hasta la arena de los desiertos del norte de África, cada giro inesperado arrastra a Tintín y sus amigos a niveles más irrefrenables de emoción y peligro, demostrando que cuando alguien se arriesga a perderlo todo, no existen límites para lo que pueda llegar a hacer.

Nunca he leído un cómic de Tintín, así que antes de ver esta película no tenía ninguna referencia sobre el personaje y tampoco sobre lo que iba a ver. Lo único que sabía era que Spielberg compró los derechos para hacer la película después de que alguien comparara su Indiana Jones con las aventuras de Tintín. Me imaginaba una película típica de aventuras y sin duda lo es; una espectacular película de acción, brillante visualmente, con sus colores intensos y mucha luz. Pero, aunque no me ha decepcionado y no la considero en absoluto una mala película, tampoco me ha fascinado. A medida que la película avanzaba se iba volviendo algo repetitiva, sobre todo hacía la mitad. No cae en el aburrimiento porque su ritmo es frenético pero hay demasiadas escenas de acción. Escenas que llevan el sello Spielberg, y sin embargo a esta película le falta algo; ese algo que hace de una película algo mítico, que salta de las pantallas. El personaje de Tintín no me ha llegado, no me he sentido próxima a él. No me ha emocionado. Lo que veo en la pantalla son escenas sueltas sin ninguna conexión; es una película que te deja una sensación extraña, como si estuviera inacabada; una película introductoria quizás. Aún así tiene suficientes elementos para gustar. No te defraudará si te gustan las películas de aventuras y eres admirador de Spielberg y Peter Jackson. 6.9




Un golpe de altura
Josh Kovaks lleva diez años como encargado de los pisos más lujosos y más vigilados de todo Nueva York. Nada le pasa desapercibido. Arthur Shaw es un pez gordo de Wall Street que está en arresto domiciliario en el piso más ostentoso del edificio después de ser acusado del robo de dos mil millones de dólares a sus inversores. Y de estos últimos, ¿quién va a sufrir más? El personal de “The Tower”, que le entregó su plan de pensiones. Sólo faltan unos días para que Shaw se salga con la suya. Josh y su gente deciden recurrir a Slide, un delincuente de poca monta, para conseguir lo imposible: robar los 20 millones de dólares que deben estar escondidos en el piso donde Shaw permanece vigilado por un equipo del FBI encabezado por la agente especial Claire Denham.

No esperaba gran cosa de esta película por lo que ha sido un feliz descubrimiento. Tiene diversión, un guión normalito pero resultón, y un cartel de actores cómicos que funcionan muy bien. Un golpe de altura no aspira a pasar a la historia del cine, sino  simplemente a entretener con una historia que te engancha enseguida; imposible no sentirse conectado con estos ladrones de poca monta. Una película amable, para todos los públicos, y con final afortunadamente feliz, porque en los tiempos que corren se necesitan aunque sean de ficción.
Destaco a los actores, en especial a Murphy y Stiller, y la escena del ascensor. Para reírte un rato. 5.5

Amanecer Parte 1

Para siempre es solo el comienzo. “La saga Crepúsculo: Amanecer – Parte 1″ arroja luz sobre los secretos y misterios de este romance épico que ha cautivado a millones de personas en todo el mundo. En este nuevo capítulo, los protagonistas Bella Swan y Edward Cullen tendrán que hacer frente junto a sus seres queridos a la cadena de acontecimientos ocasionados por su boda, su romántica luna de miel y el nacimiento de su primera hija… que trae consigo una imprevista y sorprendente consecuencia para Jacob Black.

Alguna vez cuando intento escribir una crítica sobre una película que me ha gustado me cuesta encontrar las palabras adecuadas, pero cuando tengo que expresar mi opinión sobre una película pésima los adjetivos salen solos, sin necesidad de rebuscar mucho. Tal vez se deba a que dentro de mí hay una criticona en potencia o que cuando algo no me gusta  mi opinión suele ser más contundente y directa, o que sencillamente lo malo resalta más que lo bueno. El caso es que siempre he sido crítica con esta saga, intentado ser siempre lo más objetiva posible, eso sí. He leído tres de los cuatro libros que componen la saga de Stephenie Meyer y he visto todas y cada una de las películas que han salido hasta ahora y por eso puedo decir que me sorprende mucho el éxito que han tenido los libros y películas siendo unos productos francamente tan malos.
Comprendo que los fans más acérrimos encontraran elementos sugerentes; los vampiros, el triángulo amoroso y cierta dosis de cursilería fina. Pero bajo esa fina capa de azúcar glas no hay nada de nada, y esta nueva película no es la excepción.
Amanecer, parte 1, ha sido uno de los estrenos del año, y como era de esperar ha arrasado en taquilla, pero la verdad es que Amanecer, la cuarta película de esta saga de vampiros y hombres lobo, es la peor de todas las películas estrenadas hasta la fecha. Lo tenía difícil pero lo ha conseguido. Para empezar el interés que puede suscitar su trama es cero. Dos horas de una nada aletargante. Al haber dividido el cuarto libro en dos el interés también se ha dividido, porque es imposible que un embarazo pueda abarcar dos horas sin caer en el mayor de los aburrimientos. No hay ritmo, no hay chispa, no hay nada destacable. La pareja protagonista, Robert Pattinson y Kristen Steward, no tienen química, por lo tanto son incapaces de hacer creíbles sus personajes. Pattinson es una columna, parte del decorado. Steward  se ve obligada a actuar más de lo acostumbrado debido a que toda la trama gira en torno a ella, y aunque su evolución física, el embarazo la debilita hasta niveles extremos, es buena, su actuación es lineal, sin matices. El tercero en discordia, Taylor Lautner, apenas sale, y lo más memorable que hace es quitarse la camiseta a los cinco segundos de empezar la película, va a por el récord.
Y no hay más. Una película muy lenta, totalmente hueca, y más mala que un dolor de muelas, es lo que pasa cuando la saca manda y hay que seguir explotando a la gallina de los huevos de oro, que sin ningún respeto por los espectadores, incluyendo a los más seguidores, se hace una película plana, sin interés, para seguir rompiendo las taquillas y seguir enriqueciéndose a base de hacer bodrios como este. Más grotesca no puede ser la situación, lo que sucede en la película, y lo que sucede en las taquillas de medio mundo. Una película abominable, que es un éxito, que mueve comentarios, odios y amores a partes iguales, pero que no engaña a nadie. El misterio; que esta supuesta historia de amor haya conquistado tantos corazones. Lo que no puede negarse es que ha alcanzado su principal cometido, que no era ganar premios o tener buenas críticas, sino ganar mucha pasta; ahí arrasa, un éxito en toda regla.
En definitiva, te gustará si eres muy, muy, muy seguidor de la saga y la pasión te ciega, pero la aborrecerás si tienes ojos y has pasado la edad del pavo. 2.4


Footloose (2011)

En esta nueva versión de la película de baile “Footloose” de 1984, Ren MacCormack se ve forzado a trasladarse desde Boston hasta el pequeño pueblo sureño de Bomont, lugar donde experimenta un fuerte choque cultural. Unos pocos años antes, la localidad había quedado conmocionada por un trágico accidente en el que murieron cinco adolescentes después de una noche de fiesta, y los concejales de Bomont y el respetado reverendo Shaw Moore reaccionaron aprobando unas leyes que prohíben la música a gran volumen y el baile.  Nadie se enfrenta a esa situación, y Ren desafía la prohibición, dándole nueva vida al pueblo y enamorándose de paso de Ariel, la hija del cura.

Un nuevo remake de una película ochentera y van unas cuantas en lo que va de año.
La película de 1984 tenía encanto, sin ser una gran película era vistosa, pero no por su calidad sino por esa atmósfera un poquito ingenua, un poquito reivindicativa de los años ochenta, a parte tenía un plus que esta nueva versión no tiene; sus canciones ochenteras. Por lo que para mí esta película es bastante innecesaria. No añade ningún valor a la que ya había, aunque para ser justa tampoco se los quita. Simplemente moderniza la música, los bailes y las pavadas propias de los adolescentes americanos tan dispuestos siempre a las tonterías, pero la historia sigue siendo la misma, calcada palabra a palabra aunque en esta se hace más hincapié en lo dramático, sin que por ello resulte nada creíble, y es que en pleno siglo XXI nadie puede creerse lo de en algún lugar de este planeta pueda estar prohibida la música así en general y el baile, y menos creíble todavía que los adolescentes pasen por el aro así tan voluntariamente, y si esto ya resultaba totalmente absurdo veintisiete años atrás hoy en día ni te cuento.
Aún así es una película medianamente entretenida. Para pasar el rato. 4


3 comentarios:

Prometeo dijo...

De las cuatro me quedo y me temoq ue solo me quedare con la de Tinti, sobre todo por el Capi, todo un personaje, todo un tio de la mar en botella y todo.Las otras a olvidar o quizas si no hay otra cosa pues a esperar al video club, que uan quedan algunos funcionando.
Buen trabajo.
Un abrazo.

Ana dijo...

Las he visto todas, tengo que decir que me gustaron en general.
La de Tintin es increíble, muy buena, pero al mismo tiempo como dices se queda a medio gas, parece introductoria, una presentación de los personajes, por supuesto muy spilvariana.
Un golpe de altura es una pelí muy entretenida, me lo pasé genial, me reí mucho-
Amanecer es sin duda la mas flojita de la lista, una soseria sin chispa ni gracia, una película prescindible, no entiendo porque dividir una historia para no contar nada, bueno si, para sacar tajada en taquilla, hay que alargar el boom.
Me quedo con Footloose de 1984, las copias en general nunca superan al original, y este no es la exepción, pero para pasar un rato tampoco está tan mal.
Besos cinefila...
:D

Nicole Sagan dijo...

La que no he visto es Un golpe de altura y no es del tipo que me apetecería ver, sinceramente.
De la que tengo mejor opinión es Fotloose, porque dice más de lo aparente, habla de la libertad y la censura, gritan con la música, es su libertad y su libre expresión y eso me emociona. Es una historia interesante y con un argumento de peso. Es un clásico, vamos, no sé cómo no la tengo.

La de Tintín la vi porque es la que mi sobrino de diez años escogió para celebrar su cumpleaños, y debo confesar que me encantan las pelis de dibujos animados.
Yo leí un solo tebeo de Tintín y se me hizo pesadillo a mis seis o siete años, pues me decantaba por el humor, tal vez.
Sin embargo la peli me pareció entretenida y muy bien hecha. Spilberg me gusta sin llegar yo a adorarle, aunque tiene pelis que para mí son extraordinarias, como El Color Púrpura. Una adaptación muy buena de la novela de (no recuerdo el nombre de la autora).

Y, dando el campanazo, tengo que confesar, que aquí, la que odió la saga Crepúsculo a partir de Eclipse (qué peli más mala) se emocionó con Amanecer (servidora), y es que me habré vuelto sentimental con la edad. Pues me pareció super romántica y mucho más liviana que las anteriores. Siempre con tanto drama en todos lados, creo que cuando fui a verla me esperaba algo tan horrible que me encantó...., así de sencillo.
Y me reí un montón, además de saber transmitirme el director a través de los actores todos los sentimientos que proyectaban.
Salí de muy buen humor. Quizá estoy falta de romanticismo y me pareció de lo más, pero le doy la mejor nota de todas las de la saga.
Estaba harta de verlos en el prado. Son cansinos. Qué pesados. Ya era hora de verlos en otro escenario y creo que eso fue lo que me entretuvo.
Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...