Buscar este blog

13 de diciembre de 2008

Crepúsculo. Los vampiros atípicos


Crepúsculo, la versión cinematográfica del best seller de Stephanie Meyer, está arrasando en las carteleras españolas. Desde que fuera estrenada el pasado día 5 de diciembre ha conseguido una recaudación de más de 5 millones de euros. En USA la cinta ha sido un éxito rotundo. En su primer fin de semana consiguió la cuarta mejor recaudación en lo que llevamos de año y la decimocuarta en el día de estreno en toda la historia del cine. Estas sorprendentes cifras aseguran la continuación de la saga en la pantalla grande. De hecho la productora Summit Entertainment tiene previsto empezar a rodar la segunda y tercera parte lo antes posible.

Pero que nadie se lleve a engaño. Si eres fan de las novelas lo más seguro es que salgas decepcionado del cine, y si no lo eres es probable que te aburras con esta historia tan falta de originalidad y pasión.

No quiero ser demasiado crítica pero reconozco que los libros, al menos los que he leído hasta ahora: “Crepúsculo” y “Luna Nueva”, no me han terminado de llenar a pesar de que la literatura juvenil me apasiona. Tal vez porque estos vampiros no se parecen en nada a los que estoy acostumbrada a ver retratados en la literatura y el cine. Esos vampiros románticos, seductores, de ataúd y noche cerrada.


La historia comienza cuando Bella Swan -interpretada por la joven actriz Kristen Stewart- se muda desde Arizona a Forks, una lúgubre localidad del estado de Washington, para vivir con su padre al que apenas conoce. Su nueva vida se presenta aburrida pero todo eso cambia cuando conoce a Edward Cullen - Robert Pattinson- y a su extraña pero hermosa familia.
Inmediatamente Bella se siente atraída por el misterioso Edward, aunque éste no parece sentirse cómodo en su presencia, y es que Bella desprende un poderoso e irresistible aroma.
Bella es el alma gemela que lleva esperando noventa años, pero su amor es imposible. Edward se ve obligado a luchar contra el deseo y la acuciante sed que su presencia le provoca. Inevitablemente el león se enamora de la oveja.


A pesar de todo lo que podría dar de sí una historia con estos ingredientes nos encontramos con escenas simplonas, con una falta total de química entre los protagonistas y con efectos especiales de tercera categoría.
Él, más que pálido, luciendo unas wayfarer como nadie, y precedido de esa aura de chico peligroso, un poco desgreñado y rebelde, nos hace soportable las casi dos horas de película aunque su interpretación está bordeando la sobreactuación en algunos momentos.



Quizás mi mala impresión de la película se deba a la precipitación con la que están tratadas algunas escenas. Sobre todo en la parte final. Todo parece atropellado y mal explicado.
Llegados a este punto me hago la siguiente pregunta: ¿Cómo es posible que un producto evidentemente malo como éste se haya convertido en un fenómeno fan de semejantes proporciones? Para mi es un misterio mayor que el de la vida después de la muerte; y es que no siempre el éxito va acompañado de calidad y “Crepúsculo” es una muestra de ello.

6 comentarios:

Miguel Schweiz dijo...

Jo Raquel, acabo de verla. No sé, para mí que el éxito se debe a que ya estamos como cansados de tanta acción que es lo único que sale como churros: 50 de acción, de violencia y argumento infantil, una ramántica. ¿No será que estamos buscando ya otros temas?

Magnífica tu crónica... Besos :)

Raquel dijo...

Gracias Miguel.
Estoy de acuerdo en eso. Cansa ver tanta acción y violencia en el cine, y al menos este tipo de películas te hacen soñar un poco. Puede que su éxito se deba a eso, o al morbo que siempre han tenido las relaciones prohibidas y peligrosas, y que el amor siempre vende.

Besos

Malena dijo...

Al principio pensaba que la película podría ser buena, pero a medida que te he ido leyendo, veo que ni hablar de ir a verla.

Espero encontrar alguna mejor porque estos días así de frío y pre navideños, no sé el por qué pero apetece ir al cine.

Gracias por tus críticas, siempre son estupendas.

Un beso, Raquel.

Malena dijo...

Raquel, solamente pasaba para desearte una Feliz Navidad y mis mejores deseos para el 2009.

Un beso muy grande.

Miguel Schweiz dijo...

Raquelita, yo también me acerco pero no como los vampiros :) sino más bien de la manos de ese barrigón de rojo y barba blanca para dejarte en la chimenea todo lo que quieras, lo que anhelas. Y sin deseo, con la seguridoad de tenerlo.

Muchos besos, muchos

Raquel dijo...

Gracias Malena y Miguel. Lamento no haber podido venir antes, Telefónica me ha dejado tirada esta navidad; a pesar de su luminosa publicidad mas que iluminada me encuentro a oscuras y no sé por cuánto tiempo. Espero que no sea mucho. Hoy, como anticipo, Papa Noel me ha concedido el deseo de poder felicitaros la Navidad.

Para todos los que leéis mi blog, os doy las gracias de nuevo. Es una responsabilidad pero agrada saber que hay alguien ahi, al otro lado, que ha conectado contigo, con tu forma de pensar, con tus gustos y que te sigue. Escribir este blog me ha ayudado y sólo por eso espero seguir haciéndolo algún tiempo más.


Feliz Navidad y próspero año nuevo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...